La Verdad Divina

Pastor Julio Rodríguez

Iglesia Nueva Vida

 

A nosotros en este final del siglo nos ha tocado vivir uno de los tiempos de más confusión sobre la persona y obra de nuestro Señor Jesucristo, pues hay mucha desinformación y mucha falsa orientación sobre este tema; y la proliferación de sectas y falsas doctrinas hacen que las personas se pregunten quién tiene o dice la verdad (si es que la verdad fuera única).

Aún el definir lo que significa propiamente la verdad es un asunto de contradicción, pues muchas religiones no-cristianas enseñan que la verdad es relativa y que cada persona puede discernir un grado de verdad que no necesariamente sea idéntico, ni siquiera parecido, al de los demás.

El Señor Jesús dijo: "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; y nadie viene al Padre sino por mí" (Juan 14:6). Esta es una declaración muy clara y amplia, y no deja lugar a ambigüedad ni a dudas ya que El no dijo "Yo conozco la verdad", sino: ¡YO SOY LA VERDAD!

¿Por qué el Señor dice tan categóricamente esta afirmación?

¿Quién es EL, que lo hace estar por encima de tantos otros filósofos, profetas y maestros de la historia?. Preguntas como éstas son formuladas por doquier por personas que están interesadas en conocer la verdad pues ya se han cansado de que los engañen y manipulen. Los que quieren conocer cuál es el próposito por el cual están viviendo en esta tierra y hacia dónde van cuando termine su tiempo aquí.

Para contestarlas, debemos recurrir al libro que contiene la revelación que Dios ha dado a la humanidad: La Biblia; pero es muy importante recordar que la historia de la humanidad ha sido dividida en dos partes: Antes y después de Jesucristo andar en la tierra (dando a entender la extra-ordinaria magnitud de su enseñanza y obra). Ningún otro hombre, por poderoso, sabio, rico, etc. que haya sido, se puede comparar al Señor Jesucristo; y podemos asegurar que nunca más existirá otro como él. En otras palabras, Jesús es único.

El libro de Colosenses nos informa lo siguiente de Jesús: "EL es la imagen del Dios invisible, el primogénico de toda creación; porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra; visibles e invisibles; sean tronos, o dominios, o principados, o potestades, todo fue creado por medio de él y para él. Y el que es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten" (Colosenses 1: 15-17)

Por otro lado, el apóstol Juan (uno de sus amigos más íntimos) nos dice de Jesús lo siguiente: "En el principio ya existía la Palabra; y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios. El estaba en el principio con Dios. Por medio de él Dios hizo todas las cosas y nada de lo que existe fue hecho sin él" (Juan 1:1-3). Además: "Aquel que es la Palabra se hizo hombre y vivió entre nosotros, lleno de amor y verdad; y hemos visto Su gloria, la gloria que como Hijo único recibió del Padre" (Juan 1:14)

Jesús mismo declaró que Dios y él eran uno (Juan 10:30) y no lo dijo sólo por impresionar a nadie ni por querer tomar una posición sobresaliente entre los demás judíos. Lo dijo simplemente para informarles a ellos la gran realidad: ¡Jesús es Dios!

"Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y hoy y por los siglos" (Hebreos 13:8). El vino para traernos toda clase de bendición a la humanidad y para quitar la maldición del pecado que pesaba sobre nuestros hombros.

Jesús lo logró. Es por eso que hoy podemos acercarnos a Dios en confianza a través de Jesús (Hebreos 4:16) y participar de la herencia de los santos en luz. (Colosenses 1:12).

Jesús dio Su vida por toda la humanidad de manera tal que todos aquellos que crean en El y en Su obra redentora, tienen entrada gratuita al reino de los cielos. Jesús es la satisfacción de la justicia de Dios y es la mayor muestra de amor de Dios por la humanidad. Jesús resucitó y hoy está a la diestra del Padre ejerciendo dominio sobre toda otra fuerza creada, además de servir de abogado intercesor a favor de los que le aman

(1 Timoteo 2:5)

Pídele al Señor que te llene del conocimiento de Su gloria y majestad, para que no andes más buscando conocer la verdad.

Jesús es la verdad, la única y absoluta verdad. Mientras más conozcas a Jesús, más conocerás la verdad... y serás libre de toda atadura y vivirás gozoso por siempre.

Dios te ama. Acércate a él por medio del Señor Jesucristo y recibirás el apoyo y consuelo que Dios como Padre te dará a tí como hijo.


Home ] Up ] N u e v a V i d a M i s i o n e s ] Aprendiendo a Pedirle a Dios ] Manifestación del Hombre de Pecado ] Nuestro Compromiso con la Luz ] El Gran Dilema Científico ] El Destino de la Raza Humana ] La Multiplicación de las Finanzas ] Halloween ] Hechos Sobre el Aborto ] El Mejor Guía ] ¡La Mejor Noticia! ] Tu Relación con Dios ] ¿Sabía Usted? ] Meditando sobre la Trinidad de Dios ] [ La Verdad Divina ] La Voluntad ]